Curso en la Escuela de cine de Cuba (EICTV)

Historias infinitas, guiones únicos

Lo que un guionista debería saber y casi nunca le enseñan

En este curso online con la Escuela de Cine de Cuba (EICTV), que ya va por su tercera edición, Daniel Tubau quiere que los alumnos descubran la verdadera naturaleza de la narrativa audiovisual y sus inmensas posibilidades. Que aprendan a pensar y a escribir como guionistas (y no como novelistas o dramaturgos), aprovechando las características del sonido, la imagen y la secuencialidad, no limitándose a contarlo todo con diálogos y acciones simples.

Comprender que el arte del guionista es también un arte del montaje, tanto como lo es el del montador o editor. Descubrir la importancia y el poder de la sugerencia, de la elipsis, del manejo del tiempo (flashback, flashforward), del orden y el desorden y otros recursos de la narrativa audiovisual clásica y moderna.

Comprender la importancia del relato frente a la historia y entender el poderoso efecto que las buenas narraciones pueden y deben causar en los espectadores.

Clases online en streaming

Las clases tienen lugar a través de una conexión online, mediante un sistema gratuito como Zoom, que para los alumnos que solo requerirá de una conexión a internet.

Cada semana tienen lugar 4 horas de clase, en días separados, martes y jueves. Cada clase durará 2 horas, para evitar la fatiga que puede producir una clase a distancia demasiado larga. Se procurará que los horarios sean adecuados para todos los alumnos, sea cual sea el país de América Latina o Europa desde el que se conecten. En caso de que haya personas que quieran inscribirse desde Asia, África o cualquier otra lugar, incluida la Antártida o Australia, no se garantiza que se pueda encontrar un horario adecuado, pero se intentará.

ATENCIÓN

 CONVOCADA LA 3ª EDICIÓN

Inscríbete y consulta el programa a través de la EICTV.

Historias Infinitas, guiones únicos


Este curso ya se está celebrando y ya no te puedes inscribir. Pero sí puedes inscribirte en el próximo curso online de Daniel Tubau: EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA