Ana Aranda Vasserot, directora de la Academia Los Mundos del Guionista.

  • Somos personajes de Shakespeare: no hay quien nos entienda

    Al contrario que Aristóteles, que pensaba que el arte debía imitar a la vida, Oscar Wilde pensaba que es la vida  la que imita al arte. Y añadía: «Y en concreto a William Shakespeare». Puede parecer una frase para llamar la atención, sorprender o escandalizar, o como dicen los franceses, epatar. Pero Wilde se refería algo muy concreto:  el movimiento Romántico que se extendió por el mundo a mediados del siglo XIX y del que todavía somos en gran parte herederos, surgió de la lectura de obras de Shakespeare como Hamlet, Macbeth o Romeo y Julieta. Por eso, el crítico Harold Bloom tituló uno de sus libros Shakespeare o la…

  • El juego de Carriere y Buñuel

    Jean Claude Carriere, amigo y guionista de algunas películas de Luis Buñuel como Belle de Jour o La vía Láctea, practicaba con él un curioso juego. Se sentaban los dos en un café y observaban a las personas que estaban alrededor. Entonces, se imaginaban la vida de aquellos desconocidos, de dónde venían, a qué se dedicaban, qué relación tenían unos con otros. Pero no lo hacían de una manera puramente fantasiosa, sino que intentaban deducir la realidad a partir de la observación de sus acciones, de sus gestos o de su modo de vestir. Como si fueran Sherlock y su hermano Mycroft jugando a detectives de sillón. Nosotros te proponemos…

  • Es bueno hacer las cosas mal

    En esta serie de podcast te damos ideas para que potencies tu creatividad, algunas un poco raras, como esta que te presentamos ahora: es bueno hacer las cosas mal.

  • Cómo trabajar tomando copas

    Parece razonable pensar que trabajar y salir a tomar unas copas son dos actividades incompatibles. Sin embargo, no lo son siempre, al menos si aplicamos algunos consejos creativos de Daniel Tubau.

  • Las musas y la perfección griega

    En esta ocasión, en Una cita con las musas tenemos nueve invitadas muy especiales con las que vamos a intentar descubrir los secretos de la perfección griega: ¡las nueve musas!

  • La inspiración de los poetas

    En esta nueva entrega de Una cita con las musas se hablará, entre otras cosas, de por qué pensaba Platón que los poetas eran tontos y de cómo Percy, marido de la creadora de Frankenstein, los defendía.